Translate

lunes, 27 de octubre de 2014

La sin-razón de las pasiones...

             
                             
Despertar los sentimientos
confundiendo  a mis sentidos
con diferentes olores afrutados,
que saborean sensaciones,
que despiertan sentimientos
y devoran intenciones
sin concebir íntimos  deseos.

Curiosas sensaciones,
se detienen mis pensamientos,
que regalan mil amores…

Quiero atrapar la compañía
que me aporta la paz,
la serenidad y el sosiego
que necesita mi alma
confundida entre ilusiones
que me regala su cuerpo,
y hayo mi soledad
combatiendo con los  miedos.
  
Curiosa mi mente
no se  reprime,
dándole aires de libertad
aprisiona mi respiración
y me acerco cada vez más
a este amor sin condiciones.

Curioso es amar,
todo lo que en mi nace,
mereciendo esperar
la sinrazón de sus pasiones.


Ilusión (M. Sánchez, 20-5-2012)

A solas con mi YO



El día llegó…
¡Cuánto he ansiado este momento!
Abrazarte, sentirte cerca
y que mi mente sea como el alba
que estalla en un abrazo de luz.
Allí quedé sola,
con mi mente y mi yo.

También llego la aurora,
lentamente fue cayendo
como caen  los pétalos de una flor
que para ti guardaba…
En mis manos se marchitó.
Fue cuando comprendí
que eras un espejismo
al que no llegaba mi amor.

Entonces mis versos
quedaron rotos de celos
y sin aroma…
No preguntes cómo pasó,
porque ya no importa
el cómo, ni el dónde…

Ya sólo quedan lágrimas
que mi alma derramó.

 ( M. Sánchez, 28-4-2012)
Reservado los derechos


El beso al aire...


Un beso vuela en el aire,
midiendo la fuerza 
hasta llegar a su destino,
vino la brisa y se lo llevó,
yo no se donde…!
Mis ojos se quedaron a oscuras
al ver el estallido del sol.
Miles de mariposas lo llevaban
hasta depositarlo en tu corazón

Sigo con la vista atrapada
en el recuerdo mil y una vez,
siguiendo el camino del viento.
Aquel beso…!

Los besos viajan libres,
la brisa los mueve de aquï para allä,
no se sabe a donde van.
Lanzo mis besos al aire
y encuentro la felicidad.


Ilusión ( M. Sánchez 5-5-2012)
Reservados los derechos.

domingo, 6 de julio de 2014

Notas de sonido...

  
Traerme tus manos,
 ponlas  aquí…
donde laten los sentimientos.
El camino que me queda por vivir,
ese extraño  camino de metamorfosis
hacia el horizonte de la vida,
donde nos cambiamos de traje
y tiramos los calcetines mal olientes.
Mis botas ya están gastadas
Y busco donde quemar  todos mis despojos…

Toca mi corazón,
siente como  vive en el silencio
por ti, por tu amor,
en la espera
y arrancas de mis venas
las horas que corren
y que solo tú, con tu  calor,
paralizas  el frío
de las calles solitarias
donde el viento silva
canciones  sin nombres.

Traerme tus ojos,
no te olvides de tu mirada,
los  gestos de tu boca,
de tu voz…
que suene el eco de lo que fuimos 
en él hallare la fuerza
y el silencio serán notas de sonido.
de la nebulosa luz
que abarca mi memoria y el olvido.

(M. Sánchez, noviembre, 2012)

Reservado los derechos

Incertidumbre...

                                
Soy peregrino que recorro
con mi cayado y mi mochila
caminos de piedras que se cruzan
formando cadenas de siglos.
Escucho su eco,
siempre la misma sinfonía,
siempre la misma voz...

El destino me acompaña
por paisajes desterrados.
Es mi mente un  desierto
donde se borran las huellas,
donde el rumbo se perdió
 y no encuentro mi estrella.
Llego a la meta del acantilado
donde las horas es una sola hora
eternamente repartida
bajo el cielo lluvioso
y movida por los rayos del sol.

Se apoderó la incertidumbre
de esta mente perturbada
                de preguntas que no cesan,                  
afirmaciones que no convencen.
En el  blanco cielo pasean
caprichos y sentimientos
con esfinges  que confunden
y grandes templos que elevan
la gloria de los Dioses.

Esta ciega incertidumbre
me reclama el amor
 y me grita lo que  siento
sin  pactos ni condiciones.
A veces,
me refugio en las nubes,
con mi soledad, con mi  silencio…
A veces quiero ser  aire,
otras ser  lluvia,
otras ser de fuego,
otras ser  la tierra
y otras…
dejar que me arrastre el viento.  

 ( M. Sánchez, 29 sept. 2012)

El silencio de un beso...

                                

Mi cuerpo guarda en su entraña
un adiós desconsolado
que quedó atrapado por un beso
bajo el llanto amargo
de dos cuerpos que se entrelazaron.

Un beso desnudo
cayó en mi boca,
Un beso robado
al entrecruzar dos caras,
dos bocas que se enredan
con ansias para amasarlo.

Mi boca
es una ventana que se cierra
y que se abre
esperando la brisa
caliente que la tape.

Mis labios
una manzana jugosa

Mi boca
no dice nada,
sólo traga la carcajada
y aplaude el sonido
de ese beso mudo.

Mis labios…
Quedan inmóviles,
esperando un suspiro
que se enciende con el calor
de otros labios entregados.

Es el instante de un beso
que mudo quiso buscarme
y quedó dormido en el recuerdo.
De vez en cuando despierta
en la memoria del pasado.


Ilusión ( M. Sánchez 17-4-2012)

Cielos en blanco y negro...

                               


Soñaba y  se imaginaba
que al sur de la alambrada
brillaba un  tibio sol dorando,
playas de  fina y fértil arena,
cometas que volaban  por el cielo
y noches, donde le guiaría,
la suave luz de las estrellas.

Sus cantos y lamentos
los arrastra el viento,
sueños de tardes de amor,
Ilusiones, rompe el silencio
que  nadie puede detener.
Alas que alza al viento
llegado el amanecer.

Era un viaje en busca
del horizonte de color,
atrás quedaba el mundo
blanco  y oscurecido,
la tierra a la que perteneció.
Sueños que la brisa arrastra,
quejas de  ritmos sin compás,
ilusiones pasean por alta mar.

Pateras que caen al agua
diluyendo  vidas a la deriva.

Tendido quedo en la arena.
Las moscas comen  silencios
y la voz interna que lo llamo.
Olas de esperanza lo cubre
y sobre su pecho una flor
llora el mundo de color
que arrastra el horizonte,
cielo en  BLANCO y NEGRO.


 ( M. Sánchez, septiembre 2012)

viernes, 2 de mayo de 2014

Los trenes de mis sueños...



Los trenes de mis sueños
los imagino  cargando  destinos,
pasan por mi existencia sin retorno
dejándome perdida en la memoria.

Todo el universo en  movimiento
se entrecruza por mi mundo
y recorro estaciones abandonadas
que entretienen  mis sentidos .

Me asomo a la ventana:
Unos suben, otros  bajan,
otros mueren en el olvido
entre las vías y los sauces
que forman mi camino.

 Viajo en los sueños,
en vagones secundarios,
lloro las ideas perdidas
por  el miedo y el adiós
con lágrimas que mojan
las riendas de mi vida.

Mis maletas esperan en un andén
los abrazos y  besos que traen el viento
y recogen los golpes del destino
antes que me vuelva a sacudir la muerte
con despiadadas caricias de silencio.


(M. Sánchez, octubre,2012)



Mujer que despiertas...


Mujer, que con el bostezo
despiertas en la mañana,
en el filo de tu lecho
cargándote  de esperanza,
siempre te ronda aquel sueño
blanco y negro que soñabas.

Tu te refugias, mujer,
y escondes entre visillos
el pesimismo y  orgullo.
Saludas  con optimismo,
tu café bebes a sorbos
y te acercas al abismo
por donde entran  los recuerdos.

Mujer, solitaria vives,
buscas versos entre cartas
vagan risas,  cosquilleos…
que traen quimeras baratas
de historias que se repiten
al caer la tarde helada.

Tus ojos lloran los míos,
                              aprietas la fotografía                             
sobre tu pecho escondido.

Te  meces en  la butaca,
esperas amantes fieles
miras la puesta de sol
donde tu ilusión muere
y pasas horas en vela
porque  en la soledad eres
la “Reina de corazones”
entre todas las mujeres.

En la noche te despierta
la visita de   los duendes,
vives sueños y emociones…
se duplican y disuelven,
con cuentos de “Hadas Madrinas”
y magos que te despierten.

Entre  fiestas con su magia
a la  mañana tú vuelves.

. ( M. Sánchez, 17-4-2012)



sábado, 8 de febrero de 2014

Este mundo es de todos...



Oler la podredumbre
en que se convirtió el amor.
El olor a cieno de las mentiras
cuando llaman a la puerta
el egoísmo pecador.
Acariciar los huesos desnudos
del niño que corría por calles perdidas.
Estar allí y vestir su cuerpo
cundo la lluvia moje
sus delicados sentimientos,
cuando tiriten de frio.
Dar la limosna que en mi bolsillo
quedó sin dueño y sin destino.
No callar, no…!
porque este mundo es de todos.
Haced correr estos gritos.
Gritar estos versos sin voz.

Ilusión, ( M. Sánchez , septiembre 2012)



Tras la ventana...


Yo creía que vivía en la cima
de un alto paraíso,
saltando de tejados en tejados
y otras  veces volando de nube en nube,
como juegan los pájaros y los gatos.


En la mañana abrían las flores sus pétalos
como se abren las almas
y abría mis labios
depositando mi mirada
en la orilla de su boca,
cuando los sueños despertaban
volando con alas frágiles
y como una rosa aterciopelada
su risa, sutilmente,
entre besos me atrapaba.

El silencio de un pájaro
llamó mi atención
porque sobrevolaba una ventana.
Tras el cristal, en aquel rincón
se veía su silueta,
la cama donde nos quisimos
y las sabanas  aun revueltas.
Indiferente escondía el corazón.
Ni su mano alzo para dirigirme
una  palabra de perdón…
y quede sobre las tejas
llorando mi dolor.

Llevo esperando toda una vida.
Desde entonces,
he perdido toda esperanza.
Me balanceo entre  sí una y otra vez
en mi propio columpio,
y cojo aire, para reconciliarme
con el espejo del tiempo
y el triste recuerdo del ayer..



 Ilusión ( M. Sánchez, 28-3-2012)

La media naranja...

                           


En la casa de mi infancia,
cada primavera un naranjo
se llenaba de flores
desparramando perfumes de azahar.

Caía la fruta al suelo
rompiéndose en dos mitades
y exprimiendo el jugo
de la inocencia perdida,
dando pasos adelantados
y creando el vocabulario
secreto de los sueños.

Una era mi juventud
que solitaria se desgarraba
callando palabras a medias
que entre vocales compulsivas
susurraba falsas melodías
y se las llevaba el viento
desprendiendo gemidos,
bañados en zumos de fonemas
y en el baile del sonido
buscaba su mitad
para formar la palabra
mas bella de la lengua:
“ Libertad”

La otra… no sé si encajaba
porque soñaba futuros
que con perezosos pies caminaba
repitiendo silabas de nada,
contando horas retrasadas
en un reloj que marcaba horas sin pausa.

El caldo agridulce salpica mi cara
que se cristaliza
al limpiar las migajas.

Al final las cojo…
Son dos medias naranjas
y las deposito en una cesta,
en sí encajan,
donde asiduamente maduran
y juegan en la mañana
con las limitaciones y los miedos,
dejándosen vencer por el tiempo
y lloran el beso de la despedida,
esperando el final
de una triste  partida

Ilusión ( M. Sánchez, mayo, 2012)

Reservado los derechos.

Al algarrobo de la rivera...


Hoy le he robado al tiempo
unas delicadas horas
para  el Algarrobo viejo
donde bajo su sombra
saboreábamos  los  besos.
Pensaba y me imaginaba
su robusto tronco seco
de corteza gris y rota
fuera un débil  esqueleto.

Pero…allí, fiel, me esperaba,
ya triste, cansado y  seco.
Con esas ramas abiertas
salió, cansado, al encuentro
y comprobé que son brazos
que se alzan  mirando al cielo.

Un suspiro me estremece,
me detengo ante su lecho,
siento como la nostalgia
abriga el frio de mi cuerpo.
Compruebo que siguen vivos
las  huellas y los recuerdos.

Me siento  bajos sus  ramas,   
y descanso  del camino,
miro  a los enamorados
nadando en las aguas del  rio
abrazándose  sin pudor…
reflejo  del espejismo.
En su viejo tronco observo
el amor que nos tuvimos
el corazón que grabamos
con las flechas, tu nombre y el mio

Ahora, el Algarrobo y yo
somos  muy buenos amigos,
cada día salgo al sendero
que me conduce al  destino.
Me detengo, lo saludo,
me siento tras el suspiro.
El me cuenta sus  historias,
y yo estos versos escribo,
leo y  me da  el “Visto bueno”
de  diablo viejo y  Sabio.
  
Y después, sus locas ramas
me susurran  bellos cuentos,
las hojas secas  me arrullan,
siento el sabor de tus besos.
Entre tan dulce  ternura
cierro los ojos y  duermo…
El nudo de  su garganta
recita bajito  versos,
y se escucha entre los dientes
los gemidos de sus sueños.

(M. Sánchez, 14-3-2012)

La lluvia enamorada...



La intimidad de esta casa
se ha convertido
en una soledad sombría
cuando en los días grises
laten con ritmos  fonemas,
romances y sonetos,
al compas de la llovizna
que canta mis poemas,


En esta tarde de octubre
el insomnio del recuerdo
despierta con la lluvia el silencio,
uniendo versos tras versos,
que resbala tras el cristal
intentando resolver
laberintos  de nostalgias.

La lluvia esta enamorada,
la veo caer  en el suelo,
los hilos que ella forma,
con quejidos roncos de dolor,
una canción repiten
y agita el ritmo de mi corazón.

Yo acaricio el cristal,
ella lo besa, se funde y resbala,
hasta que la ventana abro
y acorto la distancia para abrazarla.

celosas de esta locura,
las nubes la llaman.
Entre gotas y gotas
nos damos un beso
y en silencio se marcha.

(M. Sánchez, octubre,2012)

Reservados los derechos.